¡No apartes la vista de la carretera! Hoy, la innovación tecnológica de Renault hace casi todo por ti. Disfruta de más seguridad, más certezas y de toda la tranquilidad que necesitas para disfrutar de tu viaje de principio a fin. Te presentamos Renault Easy Drive.

Una característica que sin duda está haciendo la diferencia en los coches de alta gama es la excelencia y precisión de los sistemas de asistencia a la conducción. Con Renault Easy Drive puedes salir a la carretera sin preocupaciones. Éstas son algunas de sus funciones que más nos apasionan:

Control de distancia de seguridad

Se agradece un cuidado extra, sobre todo cuando circulas en autopista o en tramos con tráfico. Con el asistente de conducción podrás regular la velocidad para mantener la distancia de seguridad adecuada y mantenerte centrado en tu carril. ¿Que hay un atasco? No te preocupes, el sistema se activa para gestionar las paradas totales del vehículo, parando y arrancando automáticamente.

Controlar la distancia entre tu vehículo y el de delante nunca fue tan fácil

El sistema de control de velocidad adaptativo define una distancia mínima que respetar y acciona el freno cuando hay demasiado poco espacio, y a la inversa, accionando el acelerador cuando la carretera está despejada.

Además, con el regulador de velocidad puedes utilizar los botones del volante para definir la velocidad máxima y evitar infringir las normas de tráfico.

Sistema Head-up display para que no quites la vista de tu ruta

Gracias a esta tecnología puedes mantenerte al tanto de toda la información relacionada con la conducción gracias a un visor plegable de alta definición situado sobre el salpicadero. ¡Súbele un nivel a tu experiencia al volante!

Cambio automático de luces

¿Te gustaría ni siquiera pensar en las luces? Ahora puedes optimizar el uso de las luces de carretera para disfrutar de mejores condiciones de conducción y evitar deslumbrar a los demás conductores. Este sistema cuenta con una cámara en la parte superior del parabrisas que analiza las fuentes luminosas y cambia automáticamente de las luces de carretera a las luces de cruce en función de las condiciones de iluminación y de tráfico.

Aparcamiento manos libres

¡Ahora aparcar es mucho más fácil! Mediante unos sensores situados en la parte delantera, trasera y en los laterales del vehículo, este sistema de ayuda al aparcamiento mide el espacio disponible y efectúa la maniobra. Lo único que tendrás que hacer es ocuparte del acelerador, el freno y el cambio de marchas. ¿Qué opinas de esta maravilla?

Si te ha gustado, ¡compártelo!