Conocemos las consecuencias de la contaminación. Pero en muchos casos, las hemos vivido como un fenómeno alejado de nuestra realidad. Los privilegiados conocimos antes que nada la importancia de proteger los bosques, a las especies en peligro de extinción o las consecuencias de los desastres naturales en algún punto del globo. Hoy es, hace ya algunos años, un problema importantísimo de salud pública que se hace evidente frente a nuestros ojos. O en nuestras narices.

Según el último informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente, la contaminación medioambiental, en específico la exposición a partículas finas, es la responsable directa de más de 400.000 muertes prematuras al año en Europa. Con estas cifras sobre la mesa, la OMS publicó las Directrices Mundiales sobre la Calidad del Aire, que aportaron a la comunidad mundial pruebas claras del daño que la contaminación atmosférica provoca en la salud humana.

Aire limpio: un derecho humano

Esas directrices actualizadas establecen límites para los principales contaminantes atmosféricos. Planteadas a raíz de pruebas sólidas, sirven como un valor de referencia para formular políticas que preserven la salud y mitiguen el cambio climático mundial.

No olvidemos que la contaminación atmosférica es una de las principales causas de enfermedad y muerte prematura, y representa el mayor riesgo medioambiental para la salud en Europa. Se manifiesta en forma de cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, enfermedades pulmonares y cáncer. “El aire limpio debería ser un derecho humano fundamental y una condición necesaria para que las sociedades estén sanas y sean productivas”, dijo el Dr. Hans Henri P. Kluge, Director Regional de la OMS para Europa.

¿Qué puedo hacer?

En Automoción L´Eliana alentamos a la responsabilidad individual. Las formas de contribuir son varias y van desde el consumo responsable, hasta moverse de un punto a otro a pie o en bicicleta, compartir coche siempre que sea posible y optar por vehículos eléctricos o híbridos enchufables.

Las consecuencias en el futuro dependen de lo que hagamos hoy. ¿Y si nos involucramos?

Si te ha gustado, ¡compártelo!