Los faros son testigos de una historia única. Nos hablan de piratas, deseosos de nuevas conquistas a punta de espada. También de los custodios del mar, que trabajan incansablemente para salvaguardar a cientos de marineros en apuros. En la Comunidad Valenciana la Ruta de los Faros aloja una belleza incalculable, en medio de parajes naturales y pedazos de historia. ¡Es un recorrido obligado!

Los tres tesoros de Castellón

Nuestro viaje comienza en el norte, en la provincia de Castellón. De norte a sur podremos admirar el Faro de Peñíscola, el Faro de las Islas Columbretes y el Faro de Nules.

Faro de Peñíscola

Fue construido en 1899 y tiene un valor patrimonial único. Está muy bien conservado y se encuentra a 56 metros sobre el mar. Si bien no es posible visitar su interior, puedes completar las vistas admirando la riqueza de la ciudad antigua de Peñíscola. Si quieres recargar el coche, puedes hacerlo en Peñíscola, en Av. Estación Entrador 155.

Faro de las Islas Columbretes

Está ubicado a 30 millas al este del cabo de Oropesa y data del año 1859. Este se cimentó en uno de los espacios naturales protegidos más importantes de la Comunitat Valenciana. Más específicamente, está rodeado de cuatro grupos de islas volcánicas y una espectacular reserva natural de 19 hectáreas. ¡Una pasada!

Faro de Nules

Construido por la arquitecta madrileña Blanca Lléo en 1992 y su por su posición puedes verlo desde cualquier punto de la costa. Es un faro muy interesante de ver, especialmente por su arquitectura.

Valencia: dos paradas espectaculares

La próxima parada en la Ruta de los Faros es el Faro de Cullera, que data del año 1858 y esconde una belleza única, entre acantilados y vistas panorámicas. Los días de buena visibilidad, se puede apreciar el golfo y el perfil de Valencia. No te pierdas los rincones con casas típicas y restaurantes tradicionales.

Por otro lado, en el Faro de Canet. Este monumento esconde una curiosidad: de todos los faros de la Comunidad Valenciana, este faro es el más alejado del mar (a 360 metros, para ser exactos).

Puedes recargar tu coche en la Oficina de Turismo de Cullera, en la intersección de Calle La Rada y Calle Madrid.

Alicante: un paisaje minado de faros

La provincia de Alicante ofrece cuatro faros espectaculares: el Faro de Punta del Albir; el Faro de Tabarca, el de Santa Paola y el Faro de la Nao. Te compartimos los detalles de nuestros preferidos:

Faro de Punta del Albir

Fue contruido en el año 1863 y es uno de los faros más singulares de la Comunitad Valenciana. Se ubica cerca del Parque Natural de La Sierra Heleda. En sus inmediaciones se encuentran las ruinas restauradas de una torre de viligancia, la Bombarda.

Si lo necesitas, puedes cargar tu coche a pocos minutos del faro, en Av. Perfecto Palacio de la Fuente.

Faro de Tabarca

Es una de una de las torres más antiguas de la Comunidad Valenciana y testimonio de la ingeniería romántica del siglo XIX.

Si te ha gustado, ¡compártelo!